La Comunidad de Bardenas Reales inicia un estudio para conocer los movimientos de buitres leonados juveniles marcados con GPS

Durante esta semana y dentro del convenio “Obtención de bioindicadores sobre el estado de conservación de poblaciones de aves rupícolas” suscrito entre la Comunidad de Bardenas Reales de Navarra y la Estación Biológica de Doñana (centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas) se ha procedido al marcaje de quince pollos volantones de buitre leonado (Gyps fulvus) nacidos en el Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Bardenas Reales. Las aves han sido capturadas en el nido y manejadas por un equipo de guardas de Bardenas y personal de Doñana. Todas han sido provistas de un emisor GPS/GSM así como de anillas que permiten la identificación del ave a distancia.

El marcaje de pollos de buitre leonado constituye un avance decisivo en el
conocimiento de la ecología y estado de conservación de esta especie. Este buitre, aunque todavía mantiene buenas poblaciones en España, es muy raro en el resto de Europa y se encuentra, como todos los buitres del mundo, en fuerte declive en su área mundial de distribución. Es una especie que presta importantes servicios a la ganadería extensiva y con ello a la sociedad, puesto que ayuda a eliminar los restos de animales muertos de forma segura y a coste cero; de otro modo, deberían ser incinerados con el consiguiente gasto energético y económico, con emisión de gases de efecto invernadero. Además, son también una importante fuente de atractivo para el ecoturismo, que aporta ingresos significativos a las economías rurales del entorno.

Este estudio complementa los trabajos ya iniciados por la Comunidad de Bardenas Reales en 2015 con el marcaje con GPS de 30 aves adultas, que han proporcionado una importantísima información acerca de aspectos clave (uso de recursos ganaderos, respuesta a las molestias humanas, supervivencia, desplazamientos, etc.). Por ejemplo y gracias a ello, conocemos que los buitres leonados de Bardenas no tienen amenazas dentro del Parque Natural pero sí en áreas que visitan fuera de él cuando se desplazan en busca de alimento. El nuevo estudio que ahora se inicia permitirá conocer si los buitres, antes de hacerse adultos, se comportan de diferente manera que sus mayores, si sufren las mismas amenazas o no, si realizan movimientos que les llevan a visitar áreas alejadas de Bardenas, etc. A la larga, todo ello redundará en una mejor base técnica para manejar y conservar las poblaciones de grandes aves carroñeras de Bardenas y de los servicios que prestan a la sociedad.

Informa: Comunidad de Bardenas Reales de Navarra Fotos: CBRN